martes, 21 de septiembre de 2010

A Javi Cardozo

En la mañana del pasado sábado, 18 de septiembre, leyendo El Noroeste, me encuentro un artículo de José Carlos Gozalbes, en el cual, en un momento dado, te citaba y decía, refiriéndose al Calasparra de tercera división: "Atentos a las evoluciones del hermano del mister, Javier Cardozo, mediocentro zurdo, todavía en edad juvenil".

Por la noche, en el Almarjal, sobre el campo de hierba artificial (el de hierba natural han tardado tres años en repararlo para el concierto de Alejandro Sanz y habrá que esperar, vete a saber cuánto, a que se recupere), tenía lugar la presentación de los diferentes equipos: alevines, infantiles, cadetes y juveniles del Cehegín C.F.. A lo largo de la misma, se hizo mención a diferentes hechos que merecían ser ensalzados, entre otros, se personalizó en varios chicos que este verano fueron tentados por equipos de primera fila, así como en los tres chavales que, llegada la edad reglamentaria, dejaban de ser juveniles. De pronto, me percato de que, a ti, no se te nombra. Imaginé entonces, e imagino ahora, que debió ser un olvido no mencionarte en ese acto. Es probable, pero, siendo así, me resultó un imperdonable olvido.

Llevas toda tu vida entregado a tu gran pasión, el fútbol; tu familia lo vive, y lo ha vivido, imposible olvidarnos de tu padre (https://docs.google.com/View?docID=0ARIGiD4bTnVQZGc0cG03amhfNjg5ZGNkcnh4Zjg&revision=_latest), como ninguna otra en nuestro pueblo. Tu buen hacer sobre el campo, las notas de simpatía de tu madre y tus hermanos en la grada, todo ello, Javi, serán momentos que a muy pocos pasarán desapercibidos. Mucha suerte, amigo, te echaremos de menos, te mereces lo mejor.

Santos López Giménez

Publicar un comentario