domingo, 30 de abril de 2017

La disyuntiva y sus testaferros

                Si en algo están acertando, para sus bastardos intereses, todos y cuantos han emprendido la ardua tarea de aniquilar a determinada manera de hacer, y a quienes la practican, para desenmascarar a aquellos que roban del erario público, es en lo de llevar el asunto a la disyuntiva Derecha-Izquierda. Quienes así obran, saben de sobra que ese es su abonado terreno para dar continuidad a una farsa en la que gobierno y oposición siempre ganan (entiéndase por tales a figurantes impostores, adscritos a grupos políticos para quienes la democracia es la escusa que los valida).
                La Historia está ahí, no hay quien la cambie; los elementos que dieron sentido a esa disyuntiva seguirán siendo identificables, incluso, los propios conceptos, recuperarán el lugar socio político que les pertenece. No obstante, vivimos un momento confuso para una mayoría ciudadana, que obnubilada por los mensajes tipo mantra, aquellos que ejercen un poder psicológico sobre las masas, consiguen la cuadratura del círculo, haciendo que éstas, las masas, dirijan sus dardos en la dirección que les indican aquellos para quienes habrían de dirigir toda la rabia y la indignación que semejantes personajes han generado durante años en la población.
                 Sin embargo, es fácil percatarse, los muy cínicos, han hecho acopio de alguna otra palabreja, y la vienen utilizando para introducir en un mismo saco al conjunto de fascismos universales, junto a quienes, en España, iniciaron hace 3 años una bonita aventura para defenestrar a los mangantes que nos han llevado a la mayor crisis económica y de valores ciudadanos de las últimas décadas.
                 Y bueno, henos aquí, soportando envites de toda índole, haciendo como que nos han defraudado, echando culpas al maestro armero, mientras los acomodados cargos, aquellos que arremeten contra el modo de peinarse o vestir, al margen de su procedencia partidista, pero en las filas de los tres grupos que mantienen la infamia de un gobierno corrupto, aúnan fuerzas para que su desvergüenza, su indecencia, su asqueroso proceder en lo social, en lo político, no sufra lo más mínimo respecto de la pillada histórica a la que están abocados, y que más pronto que tarde les dejará en la más absoluta evidencia.

Santos López Giménez

sábado, 25 de marzo de 2017

Breve mosaico biográfico

Muchas veces, vivimos episodios en nuestras vidas, que bien parecieran partes de un mosaico, que destacan sobremanera, y que constituyen el modelo de lo que, en buena medida, viene a proporcionar los equilibrios necesarios para la permanente estabilidad que todos afanamos en nuestro devenir biográfico.

Desde ya, puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que han sido diversas, y todas ellas enriquecedoras, las actividades que he desarrollado a lo largo de los años. En esta ocasión, las circunstancias han querido que además de ser una muy gratificante actividad, y aunque en sí misma ya la he desarrollado, sin embargo, hay un matiz que la convierte en el "gran anhelo de mi deambular profesional". A lo cual hemos de añadir un hecho, igualmente circunstancial, que me obligaba a viajar a una muy considerable distancia de casa para el desarrollo de la misma.


Cuando desperté, tras mi primera noche, en la mañana del pasado jueves, 23 de marzo, antes de acudir a la tarea que me trajo por estos maravillosos lugares, nevaba copiosamente. Más tarde, me dijeron que hacía 8 años en los que, en este precioso pueblo extremeño, no lo había hecho.




       Después, cuando el sol se dejó ver, cuando las nubes se abrieron durante un breve espacio de tiempo, desde el ventanal del edificio en el cual desarrollo la actividad para la que me llamaron, pude hacer esta foto.


Santos López Giménez

sábado, 4 de febrero de 2017

Sobre un vertedero, ¿ilegal?

                         Para esta tarde, a las 19,00 horas, estábamos convocados a una sesión informativa en la Casa de la Cultura. Habrían de informarnos sobre la instalación de un vertedero en nuestro término municipal. Más concretamente, sobre el momento actual de las distintas acciones emprendidas para tratar de frenar su construcción. De lo allí expuesto, deduzco que la instalación es un hecho irrefutable, no hay por dónde atajar a la misma. Deduzco, también, que una extraña confluencia, administración-asociaciones vecinales,
ha tratado de que la mencionada sesión informativa fuese una especie de paseo triunfal, pero, algo ha fallado cuando el farragoso desarrollo de la sesión no ha logrado que esa impresión tomase cuerpo; bien al contrario, lo de farragoso no pretende ser un adjetivo gratuito, quienes hayan asistido, quienes lo hayan visto por televisión, quienes lo vean en diferido, quedan emplazados para rebatir esa impresión.
                          La crónica de este acontecimiento local, cuyo alcance tiene vocación comarcal, pero que hoy no tocaba resaltar, a diferencia del día de la manifestación que partiese desde el embalse del Argos, no tendría sentido sin que la voz de los intervinientes, de entre el público, no tuviese reflejo en la misma. Me ha hecho gracia el hecho de que, mientras un interviniente hablaba de haber sido convocado por la plataforma contra el vertedero, uno de los intervinientes convocantes no supiera que significa la palabra plataforma. Por momentos, parecía que cada uno de los allí presentes, tuviésemos bien claro cual habría de ser nuestra representación, cuales habrían de ser nuestros gestos, nuestras palabras, nuestros silencios. Como quiera que hoy no había pancarta,
ni mas cámaras que las locales, y para colmo, las cámaras cehegineras, se fueron antes de tiempo, impelidas por otra actividad que, al parecer, superaba en importancia a la potencial aberración que supondrá la instalación del mamotreto contaminante, uno no ha localizado, entre los presentes, a esa fracción de la corporación municipal, que gobernase hasta 2015, y en cuya legislatura diese comienzo este infame asunto, y que sí asistiesen a la manifestación del embalse. Dato éste, el de la huida de las televisiones locales, muy acertadamente apuntado por una de las personas intervinientes: memorable el momento en el que un chico se acerca a la mesa, constituida por el Alcalde de Cehegín, el concejal de Obras y un funcionario, abogado, en materia de legalidad, y, como decía, el chico, sin mediar palabra, quita el micro que tenía instalado en la mesa, para salir raudo de la sala hacia ese otro lugar cuya importancia ha de ser mayúscula dado que se descartaba la información que desde la mesa se exponía, cuya dimensión sólo el tiempo dirá.
                        Digo bien, sólo el tiempo dirá, si consideramos que, según la versión expuesta, todo está en regla, los permisos legales en tiempo y forma, y las posibles adecuaciones, consecuencia de los estudios realizados, todo según la mesa, garantizan un funcionamiento nada sospecho de la instalación. Para lo cual, para demostrar esa nula sospecha, ponían de manifiesto las muchas vertientes que han tratado de afrontar buscando resquicios legales que paralicen las obras, sin que ninguna de ellas obre el efecto deseado.
                       Todo en regla, pero se insiste en seguir la estela de la paralización de las obras. De lograrse la misma, la empresa, a machamartillo, día a día, se asegura la indemnización ante una posible suspensión, se la está ganado a pulso, y de eso, este país, sabe mucho, sabemos demasiado. De qué nos sirve.

Santos López Giménez

viernes, 13 de enero de 2017

¿Alejamos a la víctima y nos lavamos las manos?

Después de las vacaciones, la niña no ha vuelto por el Taller de Apoyo al Estudio. Ayer, me llamó su padre, me comentó que la niña no quería acudir porque sus compañeros se metían con ella. Le dije que esta tarde hablaremos, y que daremos una solución a esa tropelía. No es un asunto "menor", por mucho que la Asociación Promotora de la Universidad Popular imparta este Taller no regladamente, siendo la generosidad de sus voluntarios la que lo mantiene; sin embargo, sería asqueroso, además de poco edificante, si la solución que le diese uno al asunto fuese derivar a la niña al Centro San Francisco, dependiente de Cáritas, cuya actividad se asemeja al Taller que desde la Asociación Promotora de la Universidad Popular III Milenio de Cehegín, venimos impartiendo desde el año 2005.
Hago esta reflexión como consecuencia del desgraciado hecho acaecido en Murcia, según el cual, una niña de secundaria se haya podido suicidar, por el acoso de sus compañeros, y que, desde el Instituto donde estaba matriculada, sólo se les ocurriese otra cosa, a ellos y a la Administración Educativa Regional, que cambiarla de Centro.
De qué vamos, alejamos a la víctima y nos lavamos las manos. Cuánta miseria hace falta para reaccionar frente a esa lacra de la única manera posible: actuando frente a los acosadores y generando programas educativos que prevengan e influyan determinantemente ante esa mísera afrenta global de la que padres, madres, profesorado y Administración, somos los primeros, únicos y grandes responsables

Santos López Giménez

sábado, 31 de diciembre de 2016

Visita a la casa de un hombre bueno, en el buen sentido de la palabra

                "Envidia, anhelo, aspiración humana y social, todo eso, y mucho más, siente uno cuando repara en la estupidez actual que nos tiene en un encefalograma plano sin retorno". Esa es la frase que, con cierta celeridad, he dejado hoy en el Libro de Visitas de una Casa-Museo de una importante ciudad Castellana. Es posible que la misma pudiera servir para, en contraposición con el miserable momento actual que nos está tocando vivir, expresar el sentir que, del acercamiento a buena parte de los intelectuales españoles de la primera mitad del siglo XX, se me dispara. Todos ellos fueron víctimas de los envites de la sinrazón y del salvajismo, los hubo que sufrieron el exilio exterior, en todo caso, el exilio moral, el exilio interior, constituyó la mayor de las miserias que nuestra Cultura haya sufrido.

               Antonio Machado transitó nuestra geografía portando sus dotes docentes, pero, sobre todo, manejando como pocos las palabras de nuestro idioma para dar forma a una ingente obra poética y literaria. Baeza y Soria, dan fe de esa aseveración. Otra de las estaciones, que su biografía contempla, se refiere a su paso por la ciudad de Segovia. Más de diez de años de vida en esa ciudad, en la que, entre las apuestas que D. Antonio afrontase, destaca sobremanera como, junto a un importante grupo de intelectuales locales, fundasen la Universidad Popular de Segovia. Hecho que vertebraría la Cultura de su ciudad y, pasados unos años, bajo su amparo, en mayo de 1931 el Gobierno de la Segunda República pone en marcha las Misiones Pedagógicas, impulsadas por Machado y un importante grupo de intelectuales de la época, y que, en cierto modo, impregnadas del espíritu de la Universidad Popular, adquirían un carácter itinerante que posibilitaba una amplia, rica y generosa difusión de la Cultura y el Conocimiento al espectro socialmente más necesitado de la sociedad española de aquellos años.

             La visita la hemos realizado en familia y, sin lugar a dudas, ha constituido una jornada que, con el carácter de último día de 2016, no podía tener una guinda más auténtica y enriquecedora.

Santos López Giménez















 Pd: El título de esta entrada no hace sino expresar el modo en el que el propio Machado se refería a sí mismo en su Retrato
(RETRATO)
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierra de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.
Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
mas recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario.
Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.
Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.
Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.
¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.
Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con este buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.
Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.
Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.
El Liberal, 1 de febrero de 1908, sin título.
Campos de Castilla, Madrid, Renacimiento, 1912.