miércoles, 30 de noviembre de 2016

Noviembre: de un cabestro que insulta, a una organización criminal

                              

30 de noviembre

De qué hablan. De un cabestro que insulta, indiscriminadamente, a todo lo que huela a feminismo. De otro lado, de una persona que alaba al proceso natural por el que la condición de madre ha marcado el desarrollo del ser humano como ser vivo inteligente. Pero no, la cutre y nada inteligente mediocridad imperante, las aúnan, y ustedes, todos nosotros, como alienados imbéciles, las acogemos en un paquete integrado.

23 de noviembre




Lo único que hace de la muerte un motivo de solemnidad, en la concepción que tuve siempre de ella, es el hecho de anular a la persona que tuvo una vida, la cual jamás podrá defenderse de las afrentas, ofensas o mafiosas actitudes. El respeto por un ser humano, no cambia de uno a otro estado: del difunto queda el recuerdo; del vivo, la posibilidad de ayudarle siempre que lo necesite. Ya está bien de utilizar carroña a destajo para vuestros míseros menesteres.

22 de noviembre


Creo que lo peor de la eterna afrenta hacia el pueblo español, es que no sólo la mayoría que da el gobierno a la ultraderecha es responsable de ese desaguisado de la inteligencia, al resto de ciudadanos, al igual que con la disyuntiva monarquía-república, les da lo mismo, por tanto, jamás la Historia hará Justicia con las víctimas, menos aún, hará de España un país Decente. Una y mil veces: tenemos lo que merecemos.


pd: el dato sigue vigente, 2º país en el mundo en número de desaparecidos...el primero, Camboya.


21 de noviembre

Los cafres que te gobiernan, aquellos que salen a diario en tv, no son ni más listos ni más tontos que tú, pero, tienen una ventaja frente a tu ingenuidad, revierten su tontuna cuando te ven aceptar a pies juntillas sus mentiras, millones de veces repetidas. Como si de Páulov se tratase, pronuncian populismo y tus glándulas se activan irremisiblemente, te tienen agarrado allí donde tus movimientos se bloquean mientras la baba te chorrea.

20 de noviembre

- Estimadas y estimados gestores, redefinan con urgencia la condición de independentista, la militancia anda perdida sin saber a qué atenerse y necesitan un discurso con el que afrontar el diario trecho de las malvadas redes sociales.

- De cuando Sabina no sabía de sistemismos



17 de noviembre

Se le ha escapado: dice la mujer, la madrileña, que todo es producto del estado de campaña en la que su sosia andaluza, además de socia, está ahora. Vaya, han de calibrar los resortes de su compadreo, si se les escapan muchas de éstas, aunque somos un pueblo lelo, nos vamos a dar cuenta de que nos toman el pelo a tiempo completo.

16 de noviembre

Es curioso, cómo driblamos, aquí y allá, para pasar de puntillas por los asuntos que nos salen al paso. 
Vivimos condicionados por tal cantidad de estrecheces morales y autoimpositivas, que de ahí mana el poder de los fácticos dueños del cotarro: se lo ponemos a huevo.

15 de noviembre

Esta tarde, con la presencia de la Consejera de Cultura, de la Región de Murcia, aquellos que violentamente intimidaban a quienes acudían al teatro el pasado sábado en Cartagena, vuelven a reunirse, convocados por el obispo, en lo que ellos llaman "acto de desagravio".

Mientras sigamos no asociando estas desvergonzantes situaciones sociales con la miserable y calamitosa situación de ruina moral y material de nuestra Región, la desfachatez y la cara dura, seguirán campando a sus anchas con el beneplácito de propios y extraños..., somos idiotas, somos cómplices.

14 de noviembre

No nos engañemos, ni haremos nada, ni la solidaridad saldrá al paso, y lo más importante, tu amigo, tu vecino, tu jefe, todas esas personas que conoces bien y que están ahí, en apariencia, codo con codo, seguirán echando mano de conocidos para solucionar sus problemas puntuales con la Sanidad: te lo dicen sin sonrojarse..., este tipo de chanchullos son la cara amable de la corrupción, a nadie se le ocurre criticarla.

13 de noviembre

Fascismo religioso

“Yo te saludo, María” de Godard, o “Els Dimonis” de Els Comediant, a principios de los 80, en Granada, 
fueron pruebas de toque que el fascismo religioso fue incapaz de dejar pasar, y que uno vivió de cerca. Por la época, pensábamos que no eran sino los últimos estertores del fascismo cuyos coletazos eran aún virulentos, y bien que lo demostraron empleándose con violencia, con la violencia que siempre les ha caracterizado, aquella que amparan obispos y políticos del PP, que ocultos en una falaz y pastosa idea, sobre la no existencia de una ultraderecha patria, son mayoría en las filas de esa organización criminal. Lo cierto es que cuando, con el paso de los años, creíamos que el fascismo religioso era cosa de otro tiempo, el pasado sábado, en Cartagena, lucieron sus mejores galas para intimidar a aquellos que asistían a una representación teatral. Pero, nada de rasgaduras, salid, preguntad, no estarán en esos eventos, pero son mayoría quienes les apoyan, no me cabe duda.

10 de noviembre

9 de noviembre

Anatema, rasgaduras de vestimentas, exclamaciones rotundas....eh, parad el carro, almitas, que en ese descalabro hay una mayoría ciudadana detrás..., en vuestro país, aquí, un personaje, tan nefasto como ese al que teméis, gobierna con una minoría ciudadana detrás, por la desidia de un partido que ha traicionado a las clases sociales más débiles.

8 de noviembre

Mira la viga, criatura
Te preocupaste cuando con bolas de goma se recibían a un grupo de inmigrantes, en Ceuta, y morían varios de ellos; acaso lo hiciste cuando, incluso antes de reforzarse con una infame ley, en cada manifestación les llovían los golpes a los manifestantes; alguna vez, más allá del momento instantáneo, en el que ves la noticia, te has solidarizado con familias desahuciadas, sumidas en la miseria y la tristeza, por leyes injustas y absolutamente fascistas; te has preguntado cuantas muertes en la Sanidad Pública son el resultado del desprecio gubernamental por la misma; acaso crees que el fracaso escolar y la no posibilidad de que tus hijos puedan formarse para el futuro sea producto de un mal bíblico, y no del ataque sistemático de un grupo de sinvergüenzas, a los que votas, y que sólo velan por ellos y sus amiguetes. Si todo ésto está en semejante situación, y muchas otras cuestiones que nos asolan como sociedad, a qué narices tanto miedo a que un vejete bravucón, sometido a un sistema judicial más garante que el que a ti te ampara, pueda alcanzar su sueño...., no te preocupes, criatura, mira a tu alrededor, analiza, y tranquilízate, nada de lo que ocurra será peor de lo que en tu casa está ocurriendo. El sistema no pierde el tiempo, ya ha instalado, en nuestras manejables y manipulables mentes, la idea de que, dónde vas a parar, Rajoy todo un señor demócrata frente a esa inmunda criatura del otro lado del Atlántico.
7 de noviembre  
Si para transportar una imagen, del Gran Poder le llaman
se arremolinan 250.000 personas; y para una protesta, ante una 
de las más injustas afrentas que nuestro país sufre, 
la existencia de Bases Militares Norteamericanas, a la misma hora, 
y a pocos kilómetros lo uno de lo otro, se reúnen 200 personas: 
me faltan adjetivos, ponedlo vosotras. 
(Ayer, 6 de noviembre, Sevilla y Morón).

6 de noviembre

Si ante el futuro inmediato no hemos sabido estar al quite, imaginad, 
o mejor, recordad, qué pasaba en los tiempos, no tan lejanos, 
en los que, lo del Espinarno era sino lo mínimo exigible para 
considerarte un integrado y modélico ciudadano.

4 de noviembre

Ayer, tuve ocasión de comentar, con supuestas decentes personas, 
sobre el panorama regional de la corrupción. Mis interlocutores, 
conocedores de tramas mafiosas, y en algún caso, adalides de una 
supuesta Izquierda, lo comentaban como si de una plaga bíblica sin 
posibilidad de solución se tratase. Si nunca uno comprendió nuestra 
indecencia, estas dos personas, ayer, me la pusieron en bandeja: 
la corrupción no es cosa de políticos corruptos, sino de 
pueblos alelados.

3 de noviembre

La diferencia entre las actuaciones de una organización criminal 
y las de un imbécil joven que, como todos los imbéciles jóvenes de 
este país, creíamos que comprar y vender sacando tajada era cosa 
de listos y listas, es bastante obvia...
Pero, como el país sigue siendo un nido de imbéciles, los mafiosos 
de las organizaciones criminales, políticas y mediáticas, 
hacen y deshacen a su antojo.



pd: esta entrada acumula algunas de las reflexiones que uno dejó en facebook durante el mes de noviembre.

lunes, 31 de octubre de 2016

Caralluma: nunca mejor dicho, 40 años no son nada.

                    Mantienen el espíritu joven con el que echasen a andar allá por los 70. No podría ser de otro modo, quienes aman al medio que nos da la vida, quienes estudian su estructura y dinámica, conservan durante toda su vida un halo de juventud que les delata.
                   Han sido muchos, y continúan siéndolo, los frentes abiertos en defensa del medio natural y de su conservación. Prácticamente, no hay rincón de la comarca que no haya sentido el cariño y la dedicación que ellos y ellas les han prestado. Rincones naturales, rincones urbanos, porque el conservacionismo no ciñe su lucha y desvelos en las afueras de los cascos urbanos de pueblos y ciudades, el ecosistema urbano es, sin ninguna duda, el primero al que el ser humano ha de hacer frente aunque sólo fuese por un egoísmo intrínseco que debiera acompañar nuestro instinto de supervivencia, y en ese sentido, Caralluma, así lo interpretó desde los primeros instantes de su existencia.
                   Entre los días 17 y 29 de octubre, en Caravaca, lugar que les viera nacer como Asociación, se han desarrollado unas Jornadas en conmemoración de sus 40 años de estudio y lucha. Una amplia y rica exposición: de fotografías, recortes de prensa, carteles de las diversas Jornadas que se organizasen durante estas 4 décadas, disfraces de carnaval que sirvieran para amenizar reivindicaciones varias, estructuras reales y/o forjadas sobre diversos aspectos ligados a la caza, a las extracciones geológicas, a los recursos energéticos, etc.; todos los elementos comentados, y algunos que se quedan en el tintero, junto con la proyección de audiovisuales para Colegios; Jornadas en la Naturaleza, mezclando música con actividades medioambientales; así como una maravillosa charla, sobre la base de su larga trayectoria, por parte de uno de los naturalistas más sabios y formados de nuestro país, Fidel José Fernández, envolviéndonos en un mágico relato sobre el Refugio de Rapaces de Montejo, en el Parque Natural de las Hoces del Riaza, en Segovia.
                  Para llegar al pasado 28 de octubre en el que, además de una amena y pequeña charla sobre otras posibilidades de vida en el Universo, se desarrollase una mesa redonda en la cual se puso la guinda a un pastel que, pese a la contundencia del buen hacer, no sólo de Caralluma, sino del Movimiento Ecologista en su conjunto, empaña el futuro inmediato del ecologismo por no hallar nuevos elementos humanos, entre los más jóvenes, que vengan a tomar el testigo de esta enorme y fructífera generación de activistas, luchadores y estudiosos del medio natural. En mi opinión, es muy complicado deshacer ese frustrante entuerto, cuyos responsables hincan sus raíces en la propia sociedad de la que a su vez han de aflorar esas chicas y chicos que habrían de tomar el relevo, no en vano, la acritud con la que una mayoría de medios se refiere al ecologismo en general, y a los ecologistas en particular, desgraciadamente, no ha hecho mas que ahondar en los tópicos eternos de desprestigio hacia ellos.
                Pero, bueno, siendo preocupante, que los es y mucho, para terminar, en estos momentos lo que uno desea es hacerse eco del homenaje que Juande Morenilla recibiese la tarde del 28, aprovechando el hueco entre la charla y la mesa redonda, en el cual, lleno de emotivas palabras pronunciadas por Bernardo Robles, se ponía de manifiesto el reconocimiento que el bueno de Juande merece por parte de la sociedad comarcal, no sólo caravaqueña.


Santos López Giménez



domingo, 18 de septiembre de 2016

Lejana promoción del 86


                                    Una década, cinco lustros, son números redondos que invitan a ser festejados con cierta profusión; así fue como ocurrió: los diez y los 25, tuvieron una acogida propia de su redondez. Los 20, entre lo uno y lo otro, marcaron una parada vigía que, aunque no asistieses, indicaba que la llama seguía encendida, que el recuerdo y las vivencias de una época habían prendido en nuestra promoción, en una prolongación indefinida, con vocación de no extinguirse. Y tras ese paso intermedio, seguido de los factos del 25, llegamos al 30. Redondo pero excesivo, el 30, volvió a ser motivo de regocijo y alegría, bajo una puesta en escena, que ya quisieran para sí la infinidad de turistas que visitan Granada cada año: "La ruta del agua en la Alhambra" y "La ruta de la Historia de Granada desde los miradores de altura", cuyos nombres, por sí solos, lo dicen todo, fueron las actividades que, repartidos en dos grupos, el pasado sábado, 10 de septiembre, daban comienzo a una jornada intensa de encuentros y camaradería, cargada de amistad y confraternización.
                                    Sin duda alguna, la nuestra, nuestra promoción, puede presumir de algo que, para una mayoría de promociones universitarias, supone una quimera de difícil concreción. Seguramente, este hecho, ni es casual ni, mucho menos, producto de una ñoñería rampante; bien al contrario, es un motivo de orgullo que llevamos impreso en nuestro carácter como miembros de aquella lejana promoción del 86. Bien es cierto que los cinco años que determinaron el que ahora uno esté hablando de este aniversario, no son cinco cualesquiera años de nuestras vidas, y mucho menos, la caracterización de los mismos, podía dejar indiferente a nadie: al convivir diario en clase, hemos de añadir las muchas excursiones y viajes que hicimos juntos, en el marco de algunas de las más significativas asignaturas, lo cual, como puede sospecharse, supuso que la amistad y la camaradería, a las que antes me refería, sin que fuese necesario un desmedido esfuerzo, forjasen unas relaciones humanas que, para quienes las dificultades en ello siempre nos han acompañado, era un regalo maravilloso que la vida nos otorgaba y del que emana un eterno agradecimiento.   
Grupo guiado por Pepa Moya: Ruta del agua en la Alhambra
                                                                                                                                              
Grupo guiado por María Teresa: Ruta de la Historia de Granada desde los miradores de altura

 
El encuentro

Foto de familia


Pd: además de las rutas y el posterior encuentro de ambos grupos, por la noche, la jornada lúdico festiva, tendría su continuación con una cena, seguida de un karaoke


  

miércoles, 17 de agosto de 2016

Collage, desde Goizueta




























                Así como la vida no tiene diseños rigurosos, así como las circunstancias van determinando nuestro discurrir vital, del mismo modo, con apenas unas pinceladas, antes de salir de casa, para que no todo esté expuesto al azar, nuestra excursión anual de agosto, nace bajo esa premisa.
                Un viaje no se desarrolla mientras se ejecuta, lo hace desde el primer momento en el que los componentes del mismo comienzan a pensar en él. Las primeras puestas en común, las primeras divergencias en torno al lugar de destino, sobre si el campamento base será una casa rural o un camping, ahí, en esa aproximación inicial, ya estamos embarcados en el viaje. Del mismo modo que, hoy, cuando me siento a escribir, uno sigue enhebrado a su estela.
                La imagen inicial, el collage fotográfico, no hace mas que ilustrar el marco final que ocho días en familia, fuera de casa, dejan para el recuerdo.

                Por ser esa mezcla de campo, medio marino, recorridos urbanos y rurales, de excepcional teatro, una amalgama que no precisa ceñirse a un orden cronológico, y por no desmerecer ninguno de los días que tuvimos para nosotros, no habrá más orden expositivo que el que los recuerdos me vayan dictando.
                Allá donde vamos no puede faltar una ruta senderista en la que, de ser posible, se corone algún alto significativo de la zona visitada. Con este criterio, forjamos la ruta que, el pasado 2 de agosto, llevásemos a cabo. Se trata de una ruta circular, que comienza y termina en Goizueta, de unos 15 km de recorrido, cuyo perfil muestra el punto más alto en el monte Mandoegi, pasando de los 155 metros de Goizueta a los 1.045 del mencionado monte. Uno de los atractivos de la misma son los cromlech, monumentos funerarios megalíticos formados por una serie de menhires que cierran un espacio de terreno de forma elíptica o circular. Pero, sin duda, los paisajes que, desde la cuerda de montes, por los que discurre la ruta, se podían contemplar, son por sí mismos garantes de una preciosa excursión de montaña. En tiempo estimado, siempre ocurre que empleas más del que las hojas informativas te muestran. No en vano, te detienes por mil razones, casi todas contemplativas, bien de paisajes, bien de flora y fauna, con las que vas tropezando en tu deambular. Sin embargo, a veces, como en esta ocasión, un contratiempo se cuela en el guión: cuando llevábamos unos 4 km recorridos, nuestro perro, Niebla, mostró signos de cansancio, nada comunes en él, que nos hicieron parar en seco para atenderle y, felizmente, se recuperó sin que en ningún otro momento del día dichos signos volviesen a aparecer.
                         
Perfil de la ruta
                           
Desde las primeras crestas
Grupal. Donosti al fondo
                                                                             

Cromlech

Avistando el Mandoegi,
 y las rapaces que lo sobrevuelan

1.045 metros
                                                                                   
Llegó hasta arriba, y así de feliz estaba
 En todo lo alto

Desde la cima del Mandoegi, contemplando
 buena parte de la cuerda transitada


Bajando: caballos, vacas, caseríos...
la inmensidad del valle
Terminando la ruta, un todoterreno acababa de atropellar
 a una víbora, expulsando a su presa: un topillo

               Para el 4 de agosto, fijamos, sobre la marcha, una de las actividades que venían previstas desde casa. La obra "El Florido Pensil-Niñas", que habría de representarse en el Teatro Principal de  Donosti, la ubicamos para ese día, considerando las previsiones meteorológicas que invitaban al recogimiento y los paseos por la ciudad de San Sebastián. Estrenada veinte años atrás, en su versión masculina, la que derivaba de la literalidad de la obra del profesor de Derecho de la Universidad de Granada, Andrés Sopeña, representada por el grupo Tanttaka, con cinco actrices en escena, lo peculiar de esta versión, radicaba en el punto de vista femenino de la misma:  "Una mirada divertida y liberadora sobre la absurda brutalidad del sistema educativo que dominó la España de la postguerra y que convirtió a la mujer en madre abnegada y esposa sumisa sin autonomía alguna". 



Donosti a la mañana




Museo Naval, Donosti, 
exposición "La mujer y el mar" 
Llovía cuando entramos al Teatro, 
chirimireaba a la salida

                   El día anterior, el 3 de agosto, para otra de las actividades fijadas desde casa, en este caso, sin opción de elección en el día, por haber reservado vía internet la visita, nos dirigimos hasta el pueblo de Baquedano, en el Parque Natural de Urbasa, desde el cual se iniciaba un precioso recorrido que nos conduciría al Nacedero del Río Urederra.
Primeras estribaciones hacia el Nacedero
Tranquilas y limpias aguas



El control riguroso de visitas
 y sus beneficiosos efectos

Seguimos el curso a la inversa


El Urederra salta al nacer: 
gozada de ruta


                  Un alto en el camino, a la vuelta, para dar cuenta de las viandas que siempre nos acompañan en nuestras excursiones. Para continuar ruta hacia Pamplona, cuya visita la llevaríamos a cabo durante la tarde de ese 3 de agosto.
En la orilla de la carretera, 
atravesando la altiplanicie de Urbasa



Callejeando por Pamplona


                   El primer día, de nuestra estancia norteña, lo dedicamos a visitar el bosque de Oma. Curioso bosque, de pinos, robles y castaños, que Agustín Ibarrola tuviese a bien dotarlos de una caracterización pictórica, mediante la cual, juega con las diferentes perspectivas del paisaje inmediato, forzando al visitante a buscar la posición más adecuada que le permita configurar el puzle de figuras aisladas que unidas por la misma tengan un sentido. Pero, más allá del literal sentido hallado, bien pudiera parecer una alegre ocurrencia, la de Ibarrola, cuya aceptación corre de cuenta de cada cual.
En Oma, mil ojos nos observaban
El Bosque pintado de Ibarrola


La perspectiva creadora
Estaticismo cromático 
versus movimiento biológico



                  El quinto día tuvo a Urdaibai como protagonista de nuestras andanzas. En realidad, su protagonismo derivó de la cita que, a la tarde, habíamos concertado con nuestra amiga Teresa. Con Teresa tuvimos un primer encuentro, en Guernica, el día de la visita al Bosque de Oma, y de ahí surgió la posibilidad de volver a vernos para que, como anfitriona, nos condujese a algunas de las bonitas playas que jalonan este importante espacio natural.
En el corazón de Urdaibai


Para cinéfilos, desde Bermeo, 
Isla de Ízaro, ¿os suena?



Baño en Mundaka



Con Teresa, en Playa Laga


                  El modo elegido, para dar forma a este escrito, no ha descolocado a las últimas visitas que, primero Leitza, por la mañana, y luego Ezkurra, por la tarde, habríamos de realizar en el sexto y último día de nuestro periplo norteño. Próximos a Goizueta, era imperdonable no visitarlos.
Primera grata sorpresa en Leitza, 
punto de información con nevera librera


Otra de cinéfilos en Leitza..., 
la plaza de los Apellidos...
En Ezkurra, el paisano se lamentaba
 del envejecimiento de sus habitantes






Ezkurra



                 Pero, antes de dar por finalizado lo vivido durante esos días de primeros de agosto, ni puedo ni debo hacerlo sin nombrar la casa que nos acogió y al dueño de la misma, Patxi. Desde que comunicásemos con él, para las gestiones del alquiler, dio muestras de una simpatía y generosidad que sería injusto no destacarlas desde este espacio. El caserío que nos alojó recibe el nombre de Txamora Berri, situado a 3 km de Goizueta.

    Los tres ventanales superiores, 
a la izquierda, los nuestros



Desde la cocina
         
    Encantador y muy acogedor, sirvan como referente de su encanto algunas de las vistas diarias que, desde el ventanal del salón, hicimos cada amanecer.
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado, a medio día



El punto reseñado indica la ubicación de Goizueta
Vista de Goizueta, la tarde de la llegada
Antiguo lavadero de Goizueta
Encantador ambiente climatológico, 
dándonos la bienvenida


En Goizueta, junto al Urumea, 
que acaba desembocando en Donosti
Río Urumea
Santos López Giménez


              Los relatos de otros años: