viernes, 11 de julio de 2008

Vergüenza

La vergüenza, ¿tenemos vergüenza, sabemos qué significa eso?.
Relatos escalofriantes, varios periodistas los han venido enunciando desde la mañana, todos los medios han informado…, pero la vida seguía su curso: nuestras afrentas, nuestros desmedidos objetivos, nuestras bobadas cotidianas nos absorbían, no iba con nosotros. Tanto tiempo hablando de ello, tantos años asumiendo la tragedia: nuestras conciencias ya tienen su molde, el molde de la sinvergonzonería. Con ese molde todo acaba por amoldarse, nada se resiste, nuestras etiquetas dan para todos, procedan de donde procedan, a los inmigrantes, de inmediato, les adjudicamos su sambenito; cuando les vemos, no les vemos a ellos, vemos sus estereotipos: ¡no faltaba más que ahora nos diese por ver en ellos a seres humanos!. Un respeto, esto es el primer mundo, el único mundo posible, el mundo de la soberbia, del engreimiento; un mundo de figurantes, es lo que más nos llena, figurar, figurar al frente de una muchedumbre diletante cuyo único estandarte es nuestro propio ombligo.
“Nueve bebés y seis adultos fallecidos es, por el momento, el balance de esta segunda tragedia que vive la costa andaluza esta semana en el intento de los inmigrantes por entrar en España, según la Consejería de Salud. Tal y como han contado los 33 supervivientes de la embarcación rescatada esta madrugada en aguas de Almería, los ocupantes de la patera han ido tirando los cadáveres de sus 14 compañeros al mar, entre ellos sus propios hijos, según iban muriendo tras cinco días de travesía. Además, una mujer ha fallecido en el traslado a puerto. Y cuatro de los supervivientes se encuentran en estado muy grave, entre ellos un niño de menos de un año. Una de las personas ingresadas ha recibido el alta.
Ante lo dramático de la situación, el Ejecutivo no descarta un trato excepcional para los supervivientes. "Cuando hay una situación excepcional, puede haber tratamientos excepcionales", ha afirmado el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón…”. http://www.elpais.com/articulo/espana/Jamas/habiamos/encontrado/tragedia/elpepuesp/20080710elpepunac_4/Tes


Mañana será otro día, nos levantaremos con nuestras cuitas a cuestas, nuestras bobadas en ristre, el mundo volverá a resumirse en nuestro único refugio, nuestro ombligo.

La vergüenza, ¿tenemos vergüenza, sabemos qué significa eso?.

Publicar un comentario