viernes, 10 de junio de 2011

En la víspera del 11 J

Casi a la mitad de su libro, Almudena Grandes, en Inés y la alegría, relata un episodio que, 15 M al margen, bien podría ser una metáfora de éste nuestro pueblo, el pueblo español. En una de las avanzadillas del ejército de la Unión Nacional que, a través del Valle de Arán, en el otoño de 1944, intentaron restablecer el orden constitucional y de libertad para España, se dieron de bruces con un grupo de prisioneros republicanos condenados a trabajos forzosos y custodiados por soldados del ejército franquista, los cuales ante el discurso libertario que un oficial de la Unión Nacional les estaba enunciando no tuvieron otra ocurrencia que la de salir en desbandada hacia los bosques cercanos:
- Esos eran los nuestros, de los nuestros. Esos eran los que no nos habían vitoreado, los que no habían dejado escapar ningún suspiro, ningún grito de júbilo, ni una sola palabra de alivio, los que no habían celebrado su libertad antes de escapar a toda prisa de nosotros. Esos eran los nuestros, los que huían de los suyos, nosotros, los hombres que los habían liberado, los que habían cruzado la frontera para derrocar al tirano que los mantenía presos, cautivos, condenados a trabajos forzados por haber luchado una vez a nuestro lado. Preferían ese cautiverio a la libertad que les habíamos ofrecido, la libertad de volver a luchar, con las armas en la mano, por su propio futuro, por el futuro de sus hijos...
- Es que estás equivocado, Galán...,
era Inés quien hablaba, Lo que te ha pasado no es tan raro, porque aquí nadie vive en paz. No estamos en un país pacificado, sino en un país ocupado. Hasta que no entiendas eso, no entenderás...

Mañana, 11 de junio de 2011, se constituyen los Ayuntamientos derivados de los resultados electorales del 22 de mayo. A esta hora, la radio habla de unas cien localidades, de toda España, que podrían ser gobernadas por el PP por una falta de acuerdo entre PSOE e IU. Por otra parte, estos últimos días, el PP ha dado muestras de lo muy poco que le interesa España. Lo acaban de hacer en Castilla La Mancha, y lo hicieron en su momento presentando a una caterva de imputados por corrupción, los cuales, sin despeinarse, han tomado posesión de sus cargos, en Valencia. Entre tanto, el 15 M, para quienes los resultados electorales carecían de importancia, recobra protagonismo frente a los actos de toma de posesión previstos y, alguno de Comunidad Autónoma, ya celebrado. Al tiempo, la prensa progresista, acusa a IU y a Cayo Lara de incumplir una promesa de campaña, según la cual no darían pie a gobiernos de la derecha, encarnada por el PP, sin mencionar, a renglón seguido, que el enunciado también contemplaba políticas de derecha. Demasiado ninguneo como para sacar a relucir un cinismo ramplón para acusar a IU del desastroso panorama político que se nos avecina.

Desgraciadamente, en Cehegín, el indudable éxito que supone que IU por fin esté representada en nuestro Ayuntamiento, desde la perspectiva mencionada carece de sentido. No obstante, más importante, mucho más importante, que esas estrategias post-electorales, es la actitud y la biografía de la persona que, representando a IU, nos representará a todos cuantos creemos que existen otros modos de hacer política, otras formas de contemplar la realidad, otras maneras de posicionarnos frente a nuestros semejantes. Ejemplo vital, el de María José, que habrá de alumbrarnos hacia un futuro que no pasa por la personalización de nuestras ilusiones y esperanzas: el futuro, como proponen desde el 15 M, y ahí sí que coincido plenamente en su objetivo, pasa por la aceptación responsable, de cada uno de los ciudadanos de Cehegín, y por ende de todo el país, de nuestra participación y compromiso con la sociedad de la que formamos parte.

Santos López Giménez
Publicar un comentario