miércoles, 28 de abril de 2010

Escuela 2.0 (De mafias y felonías)

Creen practicar una nueva modalidad de hacer política. Ellos no la han bautizado aún, si lo desean, se pueden quedar con el término, llamémosle contraelectoralismo. Están anclados en la peor versión, la más gris imagen de la política, la de aquellos/as políticas/os que viven por y para mantener un electorado cómo quien mantiene a un rebaño. Sólo les preocupa el voto, lo cual no es raro si tenemos en cuenta que jamás entendieron qué era eso de la libertad, de la democracia. Ya lo dejó bien claro el Dictador: "yo no me meto en política". Además de un asesino, era un cínico redomado. Bien que le plagian sus correligionarios, no se meten en política, la utilizan para su beneficio, para seguir ostentando posiciones que les permitan usar y abusar del erario público. Por tanto, como quiera que el ladrón cree que todos son de su condición, ante leyes, a todas luces, de amplio espectro respecto al alcance de sus beneficios, estas buenas gentes no tienen mejor ocurrencia que la de poner en práctica el contraelectoralismo. El Gobierno Regional de Murcia se ha convertido en adalid de este suigéneris modo de no dejar hacer. Destaca, especialmente, el tarde, mal y nunca de la Ley de Dependencia. Pero, cuando he dado comienzo a este breve escrito lo he hecho, como tantas otras veces, pensando en nuestros hijos(Vuestros hijos, nuestros hijos). Ellos, ellas, no se están beneficiando de la puesta en marcha del Programa Escuela 2.0, tampoco se benefician sus profesores. Hay quienes han identificado el mencionado programa con la posibilidad de hacerse con un ordenador portátil, tal vez por eso nadie protesta, el pitas pitas de la Aguirre versión cibernética. Qué va, en Murcia no protesta ni Dios, y si a alguien se le ocurre, que tome buena nota de lo que las mafias huertanicas están dispuestas a hacer: HAY QUE HUNDIRLE LA VIDA A ALFONSO MARTÍNEZ BAÑOS.

En fin, habrá tiempo de seguir desmenuzando ésta y otras felonías a las que nos tienen acostumbrados. Entre tanto, son cinco minutos, echad un vistazo:

Publicar un comentario