lunes, 7 de diciembre de 2009

Crucifijos, San Esteban y Aminetu

La entrada que hoy os propongo, viene al caso tras darse una pequeña concatenación de domésticas circunstancias. Buscaba uno, entre mis archivos en papel, esas cartas que vengo publicando bajo el epígrafe de Tal día como hoy, y me he encontrado con un artículo publicado en El Noroeste, de enero de 2004 (firmado por Juan Fernández Montoya, militante socialista calasparreño, al que muchos conoceréis), cuyo título, El crucifijo en la escuela, es evidente que no pasa desapercibido. Creo que merece la pena su lectura. Pinchad en el siguiente enlace y lo tendréis:

http://docs.google.com/fileview?id=0BxIGiD4bTnVQNjJmNjhmNWMtODZhMy00ZWU3LWJjMWEtOTZmOTc2MmNjNzI3&hl=en

Pero, tras leerlo, y sentirme plenamente identificado con su opinión, se me han venido a la mente, por una extraña asociación de ideas, otros asuntos también en plena vigencia. Es verdad que éste, el de los crucifijos, no es el asunto que más preocupa estos días a una mayoría de ciudadanos, que, en definitiva, sería a quien habría de preocuparles. No obstante, me pregunto si el expolio que unos degenerados pretenden ejecutar en San Esteban es un asunto que preocupe a los ciudadanos de nuestra Región, la de Murcia, se entiende. El primero, el de los crucifijos, se ha convertido en un tema recurrente: empiezo a pensar que, al igual que los peperos gobernaron 8 años, sin tocar una coma de la ley del aborto, y con toda la hipocresía del mundo ahora se lanzan a la yugular de todo aquel que defienda una digna ley que regule los "indeseables" abortos, existen otras cuestiones a las que el PSOE hace oídos sordos para que permanezcan todo el tiempo del mundo como referentes jamás concretados, pero muy electoralistas si de buscar votos de izquierda se trata. El segundo asunto, a pesar de la pasividad absoluta de la ciudadania murciana, está siendo afrontado por un numeroso grupo ciudadano que se está movilizando contra esa barbarie cultural que los gobiernos regional y municipal, de Murcia, tratan de ejecutar con absoluta desvergüenza: (http://www.laverdad.es/murcia/20091207/region/vecinos-abrazan-esteban-defensa-20091207.html) .

Tras estos dos asuntos que, a una mayoría, les trae sin cuidado, me vuelvo a preguntar, ¿y, Aminetu Haidar, preocupará a algún vecino de esta Región?. No sé, soy incapaz de adivinarlo, aunque, si considero esas ocasiones en las que converso con ciudadanos "normales", de esos a los que apela Rajoy, como modélicos ciudadanos, cada vez que pretende alejar un asunto si no le interesa o, por si le salpica, trata de rehuirlo, te dan a entender que no, que les dejes en paz que ya tienen bastante con sus problemas ¿?. Con todo, volviendo a Aminetu, dicen que las asociaciones de amigos del pueblo saharaui son las más numerosas de toda España, y sin embargo no tenemos nada claro sobre quien recae la responsabilidad, no ya de Aminetu, sino de cómo afrontar el futuro de un pueblo al que se le niega su existencia. Este asunto, mucho más grave que el anterior, también se ha convertido en comodín de una izquierda, en este caso representada por el PSOE, que, incapaz de dar solución, a través de la diplomacia internacional a esa triste circunstancia, no es capaz de reconocer su incapacidad para resolverlo.

Por lo pronto, el país está de puente, con la mente puesta en las fiestas navideñas: qué cosas se me ocurren..., perdonad por mi atrevimiento.

Santos López Giménez
Publicar un comentario