jueves, 9 de julio de 2009

NO RESPONDAS A ESE "TROLL"

Días pasados, creyendo echar una mano, participé con unos comentarios en un blog amigo. El autor del blog, con anterioridad, unos días antes, lanzó una especie de SOS respecto de las muchas falacias e insultos que, según él, se venían emitiendo, por parte de anónimos, en determinados blogs y páginas de internet, hacia su persona. Esa fue la causa por la que decidí emplearme un poco más a fondo de lo normal respecto de semejantes criaturas, los anónimos de internet. Este blog, mi blog, desde que lo puse en marcha, mantiene un lema, el de no dar cancha a indeseables personajes de calenturientas mentes cuyo único fin es el insulto gratuito sin importarles el contenido de los debates. Por todo ello, he considerado oportuno, publicar el artículo que viene a continuación:
NO RESPONDAS A ESE "TROLL"
Mercè Molist
Los buscabroncas en Internet tienen nombre propio: "Trolls". Posiblemente los haya visto escribiendo comentarios incendarios en algún foro o "blog" y sabrá que afearles la conducta no sirve de nada. Los "trolls" disfrutan haciendo perder los estribos, buscan llamar la atención, vengarse de alguien o sabotear el sitio. Lo mejor es pasar olímpicamente de ellos.Como cualquier comunidad humana, las zonas de charla de Internet tienen sus propias leyendas y mitos. Uno de ellos es el "troll", un personaje usualmente anónimo que manda comentarios groseros a foros, chats y blogs. No entran en este concepto quienes se dejan llevar por una calentura momentánea. El "troll" lo hace siguiendo una fría estrategia.Aunque la palabra remite a los ogros de los cuentos, su uso en Internet proviene del verbo inglés "to troll", que significa pescar con cebo: el mensaje insultante o bromista del "troll" actúa como anzuelo para que piquen los más sensibles, respondan en masa y se arme la de Dios. Nada gusta más a un "troll" que provocar montañas de mensajes de protesta. Y si la bromita degenera en una "guerra incendiaria" ("flame war", en inglés), mejor. Se llama "guerras incendiarias" a las discusiones subidas de tono. El "troll" las crea y también las aviva. Algunas han provocado el cierre del foro en cuestión.Los "trolls" adoptan personalidades ficticias o bien impersonan a los miembros legítimos del foro. Envían mensajes fuera de tema, hacen preguntas tontas o insultan. Son inmunes a las críticas que provocan. Les divierte irritar a los internautas más inocentes o irascibles, quienes no se percatan de que se está jugando a provocarlos.En su ensayo "Trolls de Internet", Timothy Campbell explica: "Los "trolls" no captan que hieren a gente real. Para ellos, los demás usuarios no son del todo humanos sino una especie de abstracción digital. Como resultado, no sienten ningún tipo de pena por el dolor que infligen. De hecho, cuanto mayor sea el sufrimiento que causan, mayor es su logro".Por eso se utiliza la frase "No alimentes al troll" cuando uno de ellos entra en escena. Campbell asevera: "Devolver los insultos a un "troll" sólo sirve para incitarle, por lo que no responderle es anularle. Si intentas razonar con un "troll", él gana. Si insultas a un "troll", él gana. Si chillas a un "troll", él gana. Lo único que los "trolls" no pueden aguantar es que se les ignore".Neal Stephenson, en su libro "Cryptonomicon", también hace referencia a estos personajes: "Discutir con extraños anónimos en Internet es un juego de bobos porque casi siempre acaban siendo quinceañeros con ínfulas de superioridad y una gran cantidad de tiempo libre, o gente indistinguible de estos". Para algunos es un deporte, con trucos propios, como invocar a su libertad de expresión o amenazar con denuncias. También se practica en grupo, como explica el "Manual de Invasión de un Foro": "El equipo observa durante un tiempo el foro que quiere atacar. Cada "troll" decide qué personaje falso será y pacta una forma de comunicación privada para ir reconduciendo la estrategia". El primer asalto es subterráneo: los "trolls" participan en el grupo como un contertulio más, sin crear polémica. En el momento pactado, uno de ellos manda el mensaje incendiario. El resto sembrará la confusión respondiendo airadamente".La victoria, explica el manual, llega cuando se ha conseguido sembrar totalmente la discordia: "Los habituales del foro lo abandonan, la mayoría de conversaciones son discusiones, los "trolls" reciben mensajes privados con insultos y el moderador del foro amenaza con echarles".
TIPOS DE "TROLLS"
1. EL DIRECTO. Envía un mensaje con un título sumamente inflamatorio que garantiza réplicas furiosas, a las que responderá inmediatamente. Por ejemplo llamar "racistas asquerosos" a un foro de "skinheads".
2. EL TONTO. Envía un mensaje con un título divertido y un texto estúpido con la intención de gastar una broma. Por ejemplo, preguntar en un blog de pesca: "¿Cómo era para poner un anzuelo?".
3. EL GOLPEA, CORRE Y MIRA. Manda un mensaje provocativo para que la gente se pelee. Por ejemplo, en un foro de animales domésticos, asegurar que los perros son mejores que los gatos, para enfrentar a sus dueños.
4. EL ESTRATEGA. Empieza mandando mensajes normales que cada vez serán más provocadores. Por ejemplo, preguntar a un grupo de fanáticos de los alienígenas: "¿Cómo sé si he sido abducido?". A medida que le vayan respondiendo en serio, mandará nuevos mensajes con detalles cada vez más surrealistas para tomarles el pelo.
5. EL VENGATIVO. Es el "troll" más visceral. Suele ser un habitual del foro que ha cogido ojeriza a una persona o a todo el grupo y les manda mensajes públicos insultantes.
6. EL PERSISTENTE. Persona extraña y conflictiva que aterriza en un foro y se queda una buena temporada, sin importarle las críticas a sus mensajes. Suele interpretar un papel, como hacerse pasar por franquista.
7. EL "CASCADA". Persigue generar el mayor número posible de respuestas a sus provocaciones. Cuando ve que la discusión que ha generado flojea, la aviva mandando más.
8. EL TÍTERE. Utiliza identidades diferentes para participar en un mismo foro, respondiéndose a sí mismo como si fuese dos personas. Por ejemplo, si una de sus identidades inicia una discusión, usa la otra para respaldarla o incluso criticarla.
http://ww2.grn.es/merce/2008/trolls.html
Publicar un comentario