viernes, 24 de abril de 2009

Carta abierta a Don Nicolás del Toro. Un año después.

Un año hace de aquella reunión. Un año hace desde aquella tarde en la que usted, como concejal de Educación, representante del Ayuntamiento de Cehegín en el Consejo Escolar del Colegio Pérez Villanueva, ejerciendo a su vez de portavoz, anunciase que, desde el Gobierno Municipal de Cehegín, se estaban realizando gestiones para que la ignominiosa antena de telefonía móvil, que preside, por su inmediata cercanía, el edificio del Colegio, por tanto, las cabezas de nuestros hijos e hijas (también de alguno de sus sobrinos, según nos dijo), fuese retirada y colocada en un lugar alejado de zonas urbanas, es decir, no habitadas por seres humanos.

Tras estos prudenciales doce meses, le hago llegar estas líneas henchido de indignación, no por el año transcurrido, con el que contaba, como cuento con el que falta hasta llegar a mayo de 2010, fecha de caducidad del contrato que realizaron, cuando ya sabían que se construiría el Colegio, sino por el alto grado de cinismo y desprecio con el que usted está gestionando todo este pestilente asunto. Como nos temíamos entonces, su manifiesta inoperancia no es sino el modo de demostrar que este tema le resbala, que puede más su ansia de venganza eterna, contra un colectivo de madres y padres, que gestionar un latente y problemático asunto de manifiesta peligrosidad.

En realidad, dos son las razones por las que le escribo esta nueva misiva. Por un lado, para dejar muy claro que, en mi opinión, no es a usted a quien corresponde gestionar este asunto, hay toda una corporación de gobierno, encabezada por nuestro Alcalde, amén de otras Concejalías, encargadas de sanidad u ordenación urbana, no precisamente la de Educación, responsables de dar solución a esta aberración. No olvidemos que la distancia de la antena a edificaciones habitadas por ciudadanos de Cehegín, así como a naves industriales aledañas, es incluso más cercana que al propio Colegio, cuya distancia hasta la valla perimetral oscila entre 100 y 200 metros. Por tanto, su presencia, como concejal de Educación, es importante en tanto que de una zona hipersensible, por la proximidad de un Colegio, según lo que indica la ley, se trata, pero no por la posible incidencia sobre la Salud Pública general que el artefacto representa.

La segunda razón, de la que le hablaba, lo reconozco, tiene una vertiente absolutamente visceral, nada que ver con la sensatez. Es sencillo, se trata de una angustiosa reacción que se me desata cada vez que una niña o un niño del Colegio ha de ser recogido a media mañana por dolerle la cabeza; de algún que otro caso me han llegado noticias, incluidas las dos ocasiones en que hube de ir a recoger a mi hija. Ya sé que nada tiene que ver con la antena, ya sé que son molestias propias del invierno, pero, qué quiere usted que le diga, cada vez que eso ocurre, no puedo evitar acordarme de ustedes.

Santos López Giménez
-----------------

--------------------------------------------------------------------------------





Carta abierta a Don Nicolás del Toro (25 de abril de 2008)

Esta noche hemos tenido ocasión de sentarnos a una misma mesa, usted en calidad de representante del ayuntamiento de Cehegín, y yo como representante de madres y padres del Colegio Pérez Villanueva, en calidad de invitado. Nos llevaba a esa reunión, su solicitud, como representante municipal en el Consejo Escolar del Colegio Pérez Villanueva, de convocatoria de un Consejo Escolar Extraordinario, cuyo único punto del día era informar, por su parte, al resto de miembros del Consejo Escolar, sobre la antena de telefonía móvil situada en las inmediaciones del colegio de nuestros hijos e hijas. Resumir lo allí hablado, dadas las características del desarrollo de la reunión, sería tan engorroso, como lo ha sido en parte la propia reunión. Con todo, de todo lo hablado en su intervención como informante, hay dos datos inapelables, dos fechas que sí podemos considerarlas como el gran resumen de lo hablado: 9 de mayo de 2010, fecha en que se retirará la antena; y, 9 de mayo de 2006, fecha en que el actual gobierno municipal, o mejor, el anterior gobierno municipal, casualmente de su partido y con un alto porcentaje de miembros que repiten concejalías, renovase la licencia que daba continuidad a la existencia de la antena que nos preocupa; según usted, a usted y a sus compañeros de gobierno municipal, también les preocupa; lo llamativo de esta segunda fecha, yo diría que lo escandaloso, es que, preocupándoles, como bien ha dejado claro en sus intervenciones de esta noche, la presencia de la antena en el entorno del Colegio, cómo es posible que, sabiendo en aquel momento, mayo de 2006, que el Colegio se construiría en el lugar que lo hizo, que concediesen aquel permiso de continuidad. Del mismo modo, y ya que usted se ha desviado del tema que nos preocupaba, y ha hurgado en los asuntos mediáticos, e incluso, en los asuntos de carácter político, que, según usted, vienen merodeando en torno a este asunto, he de recordarle la escenificación que usted llevó a cabo, la noche del 28 de marzo del presente año, cuando, en un pleno municipal, en calidad de Concejal de Educación y Cultura, enarboló una hoja de papel indicando, con un ápice de soberbia, que existía la licencia, y que dicha licencia fue concedida en 2002 por el gobierno municipal de aquella época, que no era el de su grupo político. Señor Don Nicolás, ¿no le rechina todo esto, no le envuelve una sensación pastosa, grumosa, de contradicción sobre contradicción, de incoherencia absoluta?. En fin, disculpe mi intromisión, como padre es mi obligación, bueno, obligación, tengo una enorme preocupación, parecida, si no media la hipocresía, a la que usted ha manifestado esta noche. De ahí que, si no pueden hacer nada como equipo de gobierno, no pasa nada, unamos fuerzas y vayamos todos a una, pero, por favor, no divague, no apele a simplezas como la de que no protestamos en su debido momento, ¿qué momento era ese, qué medio había que utilizar para protestar?, ambas preguntas se las he formulado esta noche, no me ha respondido, sólo ha indicado que usted tuvo conocimiento de nuestra protesta en septiembre de 2007, cuando bastantes meses antes, por diferentes medios, incluida una Asamblea Extraordinaria de madres y padres, donde estaban presentes miembros del equipo directivo del Centro, manifestamos nuestra preocupación por la presencia de esa ignominiosa e inoportuna antena. Y metidos en materia, el requerimiento que se me hizo para identificarme como secretario de la AMPA, tras presentar un escrito en el Registro municipal, solicitando la licencia de la antena, cuando, por esas fechas, y en otras muchas, lo he hecho representando a otras Asociaciones y jamás se me pidió la acreditación. De todas formas, insisto, si no pueden hacer valer su condición de gobierno municipal, déjense ayudar, estoy seguro que entre todos sacaríamos adelante este asunto lo antes posible. Muchas gracias por su atenta lectura.

Santos López Giménez

Pd: Desearía agradecer a la persona, cuyo correo electrónico está en mi agenda, el hacer llegar a las más altas esferas políticas de nuestro pueblo, mis mensajes colectivos. Esa siempre fue mi intención, y, esta noche, Don Nicolás del Toro, poniendo sobre la mesa uno de mis mensajes personales a todos vosotros, me lo ha demostrado. De corazón, te lo agradezco, persona anónima.

http://apoderate.blogspot.com/2008/04/carta-abierta-d-nicols-del-toro.html



http://juandelamor.blogspot.com/2008/04/carta-abierta-don-nicols-del-toro.html

Publicar un comentario