martes, 17 de marzo de 2009

18 de marzo de 2009: no con mi presencia

Cuando las calles de Murcia se inundaron de ciudadanos que protestábamos contra la inminente masacre, que tendría lugar en Irak, no os recuerdo por allí.

Cada vez que la plataforma ciudadana “Murcia no se vende” ha convocado manifestaciones, o concentraciones, para protestar contra la desaforada fiebre urbanística que, durante más de tres lustros, ha venido asolando nuestro espacio físico, y que a día de hoy nos tiene sumidos en la peor ruina moral y económica de nuestra historia reciente, tampoco os reconocí entre los concentrados ni manifestantes.

En las sucesivas concentraciones en defensa de la Enseñanza Pública, contra el desvío presupuestario, del erario público, en favor de la Enseñanza privada, cuya sangría se sigue ejecutando, ni una sola vez tuvisteis a bien aparecer por allí.

Ante los llamamientos de Pobreza Cero para salir a la calle y protestar contra la enorme injusticia que supone el derroche de un primer mundo avaricioso, frente a las carencias infinitas del tercer mundo que se desangra y muere de inanición, jamás os habéis dignado en elevar vuestra voz…

Y ahora, hoy, ¿me pedís que asista a una manifestación para protestar contra una Región vecina, con el argumento de que su Estatuto de Autonomía nos quitará el agua a los ciudadanos de esta región?, pero cómo podéis ser tan falsos; cómo se pueden dejar manipular organizaciones políticas cuyo gran patrimonio siempre fue la defensa del raciocinio frente al instrumentalismo propagandístico. No señores, jamás seré cómplice de especuladores sin escrúpulos cuyo único mérito es haberse enriquecido bajo el beneplácito de toda una región que les lleva en volandas, elección tras elección, sin percatarse del engaño que encierran. Pero qué cara más dura, qué campaña más sucia para convocar a esa esperpéntica manifestación han venido utilizando, voceaban que el Estatuto de Castilla la Mancha nos dejará sin agua para beber ni para regar…, ¡ni hartos de vino os creéis eso!, pero qué fácil es generar odios entre ciudadanos, ¿verdad?, con qué “limpieza” podéis lanzar esas infames proclamas sin que se os caiga la cara de vergüenza, ¿verdad?.

No os preocupéis, mañana seréis multitud, las calles de Murcia estarán más llenas que nunca, las batallitas que yo contaba al principio no serán sino meras briznas en el anecdotario de las manifestaciones que Murcia ha llevado a cabo a lo largo de su historia. Os lo habéis currado, vuestro engaño sigue siendo válido, vuestros patrimonios no se tambalearán, ni vuestras cuitas con la Justicia se verán en peligro; una vez más, y van demasiadas, saldréis reforzados de esta nueva patraña.

Santos López Giménez
Publicar un comentario