jueves, 19 de febrero de 2009

Todocehegín

En efecto, las empresas se instalan allí donde sus gestores consideran oportuno. No se trata de una cuestión de liberalismo económico, se trata de una cuestión de Libertad. Bajo ese prisma, defendía el PP de Cehegín, en el último pleno del Ayuntamiento, las acusaciones que vertió la oposición, a una de sus concejalas, de insolidaria, por no contribuir al crecimiento del empleo en nuestro pueblo, y hacerlo a 13 km, en Bullas. Se lo pusieron a huevo, es obvio que no había nada criticable.


Sin embargo, bajo esa apariencia no intervencionista, que proclamaba el PP a boca llena, ya que hoy no sabe uno si serán capaces de mantener en pie algún retazo de su ideario político, si es que alguna vez lo tuvieron, resulta que en Cehegín, tras aterrizar en el Gobierno Municipal, hace seis años, les faltó tiempo para tomar las riendas de la prensa escrita, editando un panfleto propagandístico, a cargo del erario público, con el cual vienen dibujando un panorama color de rosas, mientras que los datos reales nos sitúan, circunscribiéndonos a nuestra comarca, a la cabeza del número de desempleados. Por otro lado, cuando ese panfleto comenzó su andadura, mayo de 2004, cuatro meses antes, echó a andar un humilde periódico, de carácter mensual, Todocehegín, elaborado por Juan Martínez, el cual, antes de su tercer mes de vida, supo, de primera mano, cómo las gastaban los defensores de la libertad y el no intervencionismo, cuando fue llamado al Ayuntamiento para dar explicaciones de por qué había osado salir a la calle dejando en todas partes una hoja informativa anunciando que los trágicos atentados del 11 de marzo de 2004, eran obra de terroristas de origen islámico http://www.ceheginet.com/noticias/385/carta-abierta-a-juan-martinez-gonzalez.htm. A Juan se le vino el mundo encima, pero no pudieron derrumbarlo, siguió adelante y, entre su sueldo, tres ayudas que recibió, por tres años consecutivos, de la Consejería de Educación, así como el precio simbólico que hubo de poner a la revista, ha estado, hasta el pasado otoño, saliendo a la calle, mes tras mes, durante casi cinco años. El pasado mes de enero hubiese hecho los cinco años.


Juan no caerá en el olvido, de hecho, su página sigue en pie, informando fielmente de los hechos que acontecen en nuestro pueblo; incluso, en un gesto más de su enorme generosidad, transcribiendo las noticias que desde el propio Ayuntamiento le pasan periódicamente. Por eso, no pretendo que mi escrito se interprete en esa dirección, con mi escrito pretendo mostrar mi agradecimiento a Juan, porque gracias a él, gracias a su generosidad, nuestro pueblo ha gozado de una pluralidad informativa, a nivel de prensa sobre papel, de la que, desgraciadamente, hoy carece.


Por último, esperando que, si ese es su deseo, más pronto que tarde vuelva Todocehegín a editarse, transcribo el escrito con el que hice mi pequeño homenaje, hace un año, a Juan, cuando Todocehegín cumplía cuatro años:


TODOCEHEGIN: 4º Aniversario. Proyectando futuro

Como todo lo importante que la vida nos ofrece, Todocehegín, se gestó desde la sencillez, desde la humildad, desde el corazón de una persona sencilla y humilde que se ilusionó con un proyecto, al cual, después de cuatro años, le sigue dando forma, día a día, mes a mes, año a año. El reto tenía unas dimensiones de incalculable alcance; las características de su proyecto, convertían a Juan Martínez González en un aventurero que se adentraba en un espacio que, si bien conocía perfectamente, ya que hablamos de su pueblo, de nuestro pueblo, Cehegín, sin embargo, cuando se le transita se descubren nuevas perspectivas, nuevas formas de relacionarse con sus conciudadanos, las cuales, unas veces, la gran mayoría, son muy satisfactorias, pero otras, pocas pero significativas, son la ingratitud, la intolerancia, las peores actitudes humanas, las que se precipitan como moles de granito que intentan anular la creatividad, el criticismo, y cualesquiera valores de progreso humano y social que se signifiquen cuando se ponen de manifiesto.
Abrir camino, hacer camino, consolidar el camino: abrir, hacer, consolidar, tres verbos para un mismo proyecto, tres verbos que Todocehegín, que Juan Martínez viene conjugando desde hace cuatro años, y de cuyos resultados todos somos partícipes. Sin duda alguna, si algo caracteriza, sobremanera, a Todocehegín, es la posibilidad de participación que ofrece a todos quienes deseamos expresar, a través de sus páginas, las más variopintas manifestaciones y vivencias, que cada cual consideremos oportunas.
Cuatro años que no hacen sino marcar una estela que no pasa desapercibida; indeleble estela, presente en todos y cada uno de los ciudadanos de Cehegín, que se proyecta al futuro con una intensidad directamente proporcional a la ilusión primigenia, con la que Juan puso en marcha este hermoso proyecto, y que, conociéndole, con el orgullo de gozar de su amistad, puedo asegurar que está en todo lo alto, que nada ni nadie, a pesar de las caídas propias de su sensible alma, ha podido doblegar en todo este tiempo. Congratulémonos porque el cariño de todos quienes le queremos, que somos muchísimos, ha tenido una influencia, infinitamente mayor, que el desánimo u otras muestras de contrariedad que acecharon su camino. Muchas felicidades Juan, muchas felicidades a todos por estos cuatro años de tránsito en común. Brindemos por el futuro.

Santos López Giménez

Publicar un comentario