domingo, 28 de septiembre de 2008

Insultos

Lo que parecía la pérdida de papeles de un mal día, se está convirtiendo en hábito… La distribución de fuerzas, respecto al número de concejales, en el Ayuntamiento de Cehegín, no deja lugar a dudas: 11 Partido Popular, 6 Partido Socialista Obrero Español; desgraciadamente, para la pluralidad democrática de nuestro pueblo, ninguna otra fuerza política está representada en el pleno del Ayuntamiento de Cehegín. Pues bien, dada la citada distribución, producto de la última convocatoria electoral, en la que los ciudadanos así lo decidieron, parecería lógico que las diferentes mociones que discurren a lo largo de los sucesivos plenos que se van celebrando, más allá de la dialéctica entre ambos grupos municipales, no habría de ocasionar altercado alguno a la hora de situarse ambos grupos mediante la mencionada dialéctica propia del debate político institucional. Menos aún, cuando se trate de las intervenciones por parte del portavoz, o los portavoces, del grupo que representa al Partido Popular, por aquello de su amplia mayoría. Nada más lejos de la realidad. El pasado viernes, 26 de septiembre, el portavoz del Partido Popular, en el pleno ordinario celebrado, volvía a las andadas y arremetía verbalmente, haciendo uso del insulto, para dirigirse al portavoz del grupo municipal que representa al Partido Socialista Obrero Español. Volvía a las andadas, porque no es la primera vez que el buen señor actúa con semejantes maneras, se está convirtiendo en un muy mal hábito cuyas consecuencias sociales, en Cehegín, son imprevisibles.
Intentar hacer una lectura de semejante comportamiento es arriesgado, es difícil ponerse en situación e intentar dilucidar qué mueve a este buen señor, Gregorio Morales, para no encontrar otro modo de contrarrestar los argumentos que desde el grupo Socialista se le dan que no sea el empleo del insulto. Pero uno, por esta vez, intentará buscar una razón que se ajuste a esa desafortunada realidad. Creo que, durante la pasada legislatura municipal, bien por mediar un insulto, bien porque la presidencia, es decir, el Alcalde, se saltase a la torera toda norma de legalidad, en cuanto a los turnos de réplicas y contrarréplicas, lo cierto es que consiguieron, desde el grupo Popular, que los concejales del PSOE entrasen al trapo y se originasen artificiales altercados que, de cara a la opinión pública, siempre les dejaban en muy mal lugar. Por lo que se ve, en esta legislatura, desde el grupo Popular, intentan llevar a cabo una estrategia parecida, pero ocurre que, en esta ocasión, han dado en hueso. Las provocaciones, los malos modos, los insultos, chocan sistemáticamente con personas, las que representan al PSOE en esta legislatura, cuya moralidad está muy alejada del desenfreno, la pataleta gratuita y toda esa parafernalia de respuestas desaforadas que tanto gustaban a los concejales del Partido Popular para, de ese modo, sacar pecho y mostrarse, ante la ciudadanía, como lo que distan mucho de ser, seres humanos equilibrados.

Santos López Giménez


pd: Os recuerdo que, la persona aludida, Gregorio Morales, es el protagonista de la entrada http://santos-acercadeloposible.blogspot.com/2008/09/desmesura-vergenza-ajena.html
Publicar un comentario